Entre las diferentes colecciones que podéis encontrar en Ladran Gaucho (www.ladrangaucho.com) hay una a la que le tenemos especial cariño porque lleva con nosotros desde el principio, y porque tiene una historia, origen y un propósito único y diferente. Seguro que sabéis de la que os hablamos ya que sois muchos los que elegís los collares y correas para vuestros perros o cinturones para vosotros de esta colección: Ladran Tanzania.

Pero nos podemos imaginar que casi ninguno sabrá lo que vamos a contar en este post, y es que los collares, correas y cinturones de la colección Ladran Tanzania están hechos allí, en África, y más concretamente por las mujeres del pueblo masái. Y que un euro de vuestra compra de cualquier artículo de esta colección va destinado a ayudar a una ONG creada por nosotros exclusivamente para ellos.

Suponemos que no es la primera vez que escucháis hablar sobre los masáis, pero hemos pensado que os podría gustar conocer un poco mejor el origen de los collares y correas que llevan vuestros perros.

Los masái o masáis (también se escribe maasái) son un pueblo estimado en unos 880.000 individuos, que viven en Kenia y en Tanzania (sureste de África).

Viven en asentamientos llamado manyattas, que son círculos de chozas hechas de ramitas y rodeadas por empalizadas (bomas) para encerrar el ganado, porque lo que impera es la importancia del ganado. Tanto es así que su religión se centra en torno a creencias místicas que conciernen a los masáis, a su ganado y a Dios. Las vacas son sagradas y, por tanto, lo son su tierra y todos los otros elementos concernientes a ellas.

Su vida cultural está llena de celebraciones y tanto los hombres como las mujeres lucen vistosas dilataciones en las orejas de hasta un palmo de longitud en la parte inferior del pabellón auricular, y del diámetro de una moneda pequeña en la parte superior, que acostumbran a adornar con maderas y cuentas de colores.

Este invierno está siendo especialmente caluroso, llueve poco, altas temperaturas que no corresponden a estos meses, y cada día de sol incita a disfrutar más de nuestro tiempo de ocio.

Para los que tenemos perro además, este tiempo se convierte en algo valioso que queremos aprovechar al máximo, pero hay veces que el típico paseo por nuestro barrio se convierte en rutina y nos puede llegar a cansar.

Para exprimir del todo estos días de sol y de cara a la más que próxima primavera, os ofrecemos algunas propuestas de planes para hacer y disfrutar con vuestro perro.

DEPORTE
Puedes aprovechar para mantenerte en forma, perder unos kilos o desconectar corriendo por tu ciudad o parque junto a tu perro, no tendrás mejor compañía ni nadie que te motive más a conseguir tus objetivos.

ESCAPADAS DE FIN DE SEMANA
Sea cual sea tu destino preferido, tanto playa como montaña o sitios de interior, podrás compartir esas escapadas al máximo con tu perro. Organizar rutas de senderismo por rincones increíbles que podréis descubrir juntos, o jugar hasta agotaros en la playa, con las olas y la arena.

SALIR A COMER JUNTOS
Ya sabemos que no en todos los locales como restaurantes y bares te dejan entrar con tu mascota a comer, y que si quieres disfrutar de un almuerzo tranquilo juntos no tienes más remedio que salir fuera y abrigarte bien. Pero últimamente, cada vez más sitios dan permiso para que entres con tu perro, ¿dónde?, busca los sitios “pet friendly” de tu ciudad, te sorprenderá cuantos hay y conocerás sitios nuevos.

APUNTAROS A UNA ACTIVIDAD DE FORMACIÓN
En muchos centros hay actividades específicas para corregir comportamiento de tu perro, enseñarle cosas nuevas o conocer en profundidad detalles de su raza que te puedan ayudar a mejorar su calidad de vida. ¡Con estas actividades os beneficiáis los dos!

PUESTA A PUNTO
Todos necesitamos una puesta a punto de vez en cuando, cortarnos el pelo, cuidar nuestras manos o pies, ponernos al día en productos que nos vengan mejor a nuestras necesidades… ¡Y los perros no son menos! Acércate con él a una peluquería canina y que lo pongan bien guapo, así podréis presumir los dos.